Vallas para jardines

Las vallas son un objeto de jardín que nos puede servir tanto de decoración como para proteger una determinada zona de la terraza de tu perro o mascota (en caso de que tengas una). Estas pueden estar fabricadas en diversos materiales, tales como plástico, madera y metal, cada una con sus ventajas. En paratujardín.top te enseñaremos cuales son las mejores opciones de compra este 2021, algunas ideas de decoración y mucho más.

Ofertas de Vallas de Madera

Si te vas a decantar por una cerca de madera intenta que esta se encuentre tratada ya que aguantará la humedad y las adversidades meteorológicas de una forma más resistente.

¿Cómo puedo instalar la valla de madera?

Para situar la valla en tu jardín lo único que debes hacer es clavar los postes en el suelo. Para ello tienes que excavar un poco hasta dejar estos postes enterrados una cierta altura.

Si tienes un jardín césped artificial y no deseas destrozarlo tienes la opción de comprar unos soportes para postes de madera. Estos se pueden instalar en suelos y lugares sonde no haga falta taladrar ni abrir agujeros en lugares no deseados. Puedes ver estos soportes en el siguiente enlace (ver en Amazon)

Forma de cuidar una cerca de madera

Si te decides por comprar una valla fabricada en este material debes tener en cuenta algunos puntos clave:

  • Como hemos dicho antes, intenta que el cercado sea de una madera tratada previamente con autoclave, pues así vas a conseguir que su vida útil sea mucho mayor y estará protegida de termitas y otro tipos de insectos. En el caso de que esta no venga protegida con un tratamiento lo aconsejable es que seas tú mismo el que le aporte este tratamiento (una vez al año, dale una capa de barniz, este la protegerá de los rayos UV). También puedes utilizar aceite de teca (además del sol, este protege contra la lluvia y humedad).
  • Cuando sea la hora de tratar la madera (si no viene tratada de fábrica) lo único que debes hacer es seguir una serie de pasos. Primero: lija la valla para retirar restos de polvo y humedad, asegúrate de que esta quede bien limpia. En el segundo paso debes aplicar un fondo protector de madera y dejarlo secar el tiempo suficiente. Una vez que se haya secado, le tienes que dar una capa de barniz (puedes elegir un tipo u otro, dependiendo del tono y color que quieras para tu valla)

Ten en cuenta que no existe solo un tipo de madera, dentro del catálogo puedes encontrar distintos tipos que aportarán diferentes tonalidades y texturas a tu valla. Por lo general esta madera suele ser de pino, roble o tropical.

Vallas metálicas

Estos modelos no son tan llamativos a la vista ni decorativos como los anteriores, sin embargo tienen mayor resistencia al sol y humedad, además, son más fuertes y resistentes.

La instalación de estas vallas de metal no requiere de mucho esfuerzo, de hecho lo único que debes hacer es atornillar sus patas al suelo. Además su mantenimiento requiere de menos trabajo que las anteriores, pues lo único que debes hacer es repasarlas con spray

Cañizos de PVC

Este tipo de cercado para terraza o jardín es bastante simple pero cumple bastante bien con su función: ocultar nuestro jardín. Existen diferentes colores y tonos de vallas fabricadas en PVC, algunas de ellas bastante simples y otras muy llamativas para ayudar a mantener la decoración de nuestro patio.

Cómo elegir una Valla para el Jardín

Bueno, para tomar esta decisión sobre el vallado de tu jardín debes tener algunas cosas en cuenta:

¿Qué utilidad le vas a dar a la valla?

No es lo mismo una valla para aislar tu casa y obtener privacidad que otra cuya finalidad sea puramente decorativa. En el caso de elegir una valla enfocada en la privacidad deberías optar por las metálicas o de PVC. Estas últimas proporcionan bastante intimidad, por lo que si esta es una prioridad para ti puedes optar por comprar una de este modelo. No obstante también puedes elegir una valla de metal, las cuales son bastante segura (no proporcionan tanta intimidad, pero si no te importa demasiado es una buena opción).

Si por el contrario buscas una valla para el dentro de tu jardín (es decir que no sea la que separa tu casa de la calle) la mejor opción son las de madera. Estas proporcionará un gran aspecto a tu jardín y además podrás darle diferentes usos (proteger tus plantas, delimitar la zona de la piscina, mantener a tus animales alejados de una determinada zona, y mucho más).

Material del que esté formado

Como dijimos al principio, las vallas de madera son las que más atención requiere (relativamente hablando, pues realmente solo te quitarán un par de días al año barnizarlas). Mientras que las de plástico o metal no requieren apenas mantenimiento, por lo que debes de tener en cuenta si posees algo de tiempo libre o no.

Además, si tienes un perro asegúrate de que este no muerde la valla, ya que muchas veces estos animales empiezan a comérsela y pueden llegar a destrozarla casi por completo. Si tu perro es travieso tienes 2 opciones: optar por una valla de metal o, por otro lado prestar atención y educarlo para que no muerda la cerca, en caso de que sea de madera.